La tristeza en los niños

 In Uncategorized

Los sentimientos son grandes maestros de nosotros mismos porque nos enseñan cómo estamos, qué queremos realmente y qué necesitamos para sentirnos mejor en caso de que estemos mal o tristes.

La tristeza es un sentimiento muy fuerte que nos indica que algo no va bien en nuestro interior y que debemos buscar la manera de estar mejor. La tristeza es un sentimiento muy importante porque además también nos enseña valores que hay que saber interpretar.

Por qué es importante enseñar a los niños a entender los sentimientos
Niña abraza a osito

Los niños a menudo tienen dificultades no sólo para comprender los sentimientos propios, sino también para comprender los sentimientos de otras personas (es muy difícil comprender a los demás si primero no se comprende a uno mismo). Estas habilidades son muy importantes para el bienestar físico y emocional, pero también para la construcción de relaciones personales y para poder crear un vínculo afectivo con la familia.

Todos tenemos derecho a sentirnos tristes de vez en cuando, pero también tenemos derecho a que la tristeza sea un buen maestro de nosotros mismos, y para ello los niños deben aprender qué es lo que este sentimiento les enseña.

Qué aprenden los niños de la tristeza
Todos los padres queremos que nuestros hijos sean felices, pero la tristeza es una emoción natural que no se puede ocultar para siempre. Cuando nos sentimos tristes podemos pensar que la vida es demasiado injusta con nosotros, pero la realidad es que sólo es una perspectiva. Muchas personas se piensan que la felicidad es una meta que se debe conseguir, pero la felicidad es un camino que no está exento de momentos tristes… si no hay tristeza no hay felicidad. Pero, ¿qué le enseña a los niños este sentimiento de tristeza?

1. Si existe la tristeza también existe la felicidad.

2. La decepción y el sufrimiento son temporales y pueden ayudarnos a aprender y a crecer.

3. Aprenderán a comprender las sensaciones de uno mismo y de los demás.

4. Aprenderán a tolerar la desilusión, la frustración, el fracaso o la injusticia.

5. A veces se pierde y a veces se gana.

6. Los demás también se ponen tristes.

7. La tristeza nos ayuda a buscar soluciones que nos ayuden a estar mejor.

La tristeza es un sentimiento que no debe reprimirse, en caso de que se reprima los niños tendrían consecuencias negativas, como por ejemplo: mal comportamiento, mala asertividad, mala comprensión de los sentimientos, baja tolerancia a la frustración, etc.

Por eso en bienestarmental organizamos talleres para niños en donde a través del juego identificamos y comprendemos las emociones.

Informate e inscribite en www.bienestarmental.com.ar

Recent Posts
Showing 2 comments
  • claudia
    Responder

    Me parece muy útil. Los niños tienen stress ,tienen tristeza y es un síntoma de algo mas. Cuando era niña mi padre siempre relataba que todo el mundo decía que yo era la imagen de la alegría de vivir. Pero molestaba porque cantaba y balaba todo el día . Me dejaban en el dormitorio como castigo o mi madre no me hablaba. Pase a ser una nena triste cuando estaba con mas gente. Sola me divertía mucho. Eso siguió a lo largo de mi vida, me costaba hacer amigos ,no me gustaba ir fiestas .Siempre buscaba estar con una sola amiga y nos divertíamos mucho. Ese comportamiento siguió a lo largo de mi vida . Pase por varios psicólogos y siquiatras sin obtener buenos resultados. Cuando la terapia parecía funcionar bien ,que fue una sola vez y ya grande el 1er año de medicina ,me resulto tan doloroso que no quise ir mas.
    Me recibí de medica con honores .Entre en todas las residencias en las que di examen .Opte por quedarme en el hIBA que estaba a cargo del Dr.Carlos Gianantonio . Me costo mucho, porque no pude nunca integrarme al grupo humano .Nunca tuve problemas con los pacientes ,que al contrario ,me apreciaban mucho. Termine la residencia habiendo tenido mi primer hijo en el ultimo año. Fui pasando por diferentes servicios de pediatría y en todos lados me paso la misma historia.Hace 10 años me mandaron a un siquiatra porque no me integraba. El diagnostico con dudas de parte del siquiatra fue S. de Asperger. Me despidieron .Después de eso entre en gran depresión..me fui recuperando y volví a trabajar haciendo domicilios pediátricos donde solo tenia contacto con el chofer y no tuve problemas. Pero empecé a aislarme de todo el mundo. Hace unos meses deje de trabajar porque me canse de la calle con frio ,calor, lluvia ..10 años ya fue mucho. Cuando me diagnosticaron S.de Asperger,habia visto un chico con ese diagnostico pero era algo muy nuevo y mas en adultos. Me anote en el curso del Dr. García Cotto para ver si era cierto. Se sabia poco y nada de Asperger del adulto. Se que no tengo tal síndrome sino una depresión desde la infancia por no sentirme querida .En este momento lo estoy resolviendo sola ,tratando de superarlo y evitando lo que me produce sufrimiento.

    • Milva
      Responder

      Hola Claudia, gracias por compartir tu historia de vida. Realmente tenés muchos potenciales porque pese a todos los obstáculos pudiste y podes salir adelante.
      Me encantaría poder hablar con vos en privado sobre el diagnóstico que te dieron y brindarte mi opinión.
      Aparte me gustaría ofrecerte nuestro espacio para hacer algo relacionado a tu profesión y a la psicología.
      Te dejo mi celular para que te contactes conmigo. 1551096298. Muchos cariños. Lic Milva Martorell

Dejar un comentario

SUSCRIBITE AL BOLETÍN DE NOTICIAS
Suscribiéndote a nuestro boletín de noticias vas a recibir novedades por email y descuentos.
Tu información no será compartida